Uncategorized

PIENSA EN CHIC Y CAMBIATE EL CHIP

Elegante, refinado, lujoso, distinguido, con mucho estilo y clase, a la moda… Hay tantas definiciones del término “chic” como personas en el mundo, pero ¿qué y quién puede ser considerado chic?

Anteriormente, sólo se tenían en cuenta como “chic” a aquellas personas con un alto poder adquisitivo, el cual usaban (naturalmente) para comprarse los mejores atuendos, visitar los restaurantes más exquisitos y viajar por todo el mundo. Pero, eso es cuestión del pasado.

Actualmente, no necesitas pertenecer al jet set para ser chic ni dejar todo el sueldo para pretender serlo. La cuestión es muy sencilla: low cost = chic&cheap.

Pero, los milagros a Santa Lucía mis queridos chic-adictos. Si bien es cierto, hay gente que tiene estilo se ponga lo que se ponga y aunque algunos difieran de mi opinión, para mi lo chic viene en los genes y va mejorando año tras año.

Es cuestión de actitud. No importa si vistes de Zara,  Armani o Chanel. Ser chic es saber cómo y cuándo usar las cosas. Es la forma de caminar, de expresarte y sobre todo de tener una personalidad excepcional.

Tal y cómo lo dijo el gran Jon Galliano: Para ser chic, lo principal, es «ser uno mismo» e «ir siempre por delante tanto en la forma de pensar como de vestir».
Ricmary 

Escribe un comentario